miércoles, 23 de junio de 2010

Castilla

Cuando van llegando estas fechas siempre me entran unas ganas tremendas de cruzar despeñaperros, y pasar una temporada en Castilla, así yo siempre a la contra, cuando la costa se llena y todo el mundo quiere playa, yo me voy.


Era una tarde, cuando el campo huía
del sol, y en el asombro del planeta,
como un globo morado aparecía
la hermosa luna, amada del poeta.

















Los primeros días me cuesta aclimatarme, esa sequedad tan grande, tanta piedra por todos lados (paisaje, edificios, suelo...) que es indudable que el caracter de alli está marcado por tanta piedra...


Y otra vez roca y roca, pedregales
desnudos y pelados serrijones,
la tierra de las águilas caudales,
malezas y jarales,
hierbas monteses, zarzas y cambrones.


















El ambientillo, mucho más apagado y "triste", abrigarte en verano (cosa del todo impensable por aqui abajo) y esos pueblos tan pequeños.

¡Oh tierra ingrata y fuerte, tierra mía!
¡Castilla, tus decrépitas ciudades!
¡La agria melancolía
que puebla tus sombrías soledades!















Pues aun asi no se qué tendrá, que ya lo echo de menos y es como si mi cuerpo o mi mente necesitaran ese chute de aplomo en todo, ese románico castellano que parace que siglos después aún esté vigente, no solo en el arte, también en la personalidad de la gente, los lugares, la vida castellana. Alejarme de un año de trabajo y desconectar, perdiendome por los campos de Castilla.


¡Primavera soriana, primavera
humilde, como el sueño de un bendito,
de un pobre caminante que durmiera
de cansancio en un páramo infinito!



9 comentarios:

  1. Si en invierno Soria es fría. a estas alturas un recorrido por allí es sensacional. Tenemos un café pendiente.

    ResponderEliminar
  2. Chaval, tienes el mismo ojo que yo para las imágenes, nosotros no tenemos ojos humanos, tenemos objetivos de cámaras y en vez de sangre tenemos pixeles, me fascinan tus enfoques!!! que lo sepas... La última es sensacional, las afiladas puntas desalgodonearon las nubes...

    BeXotes de un hermano fotógrafo

    Xim

    ResponderEliminar
  3. Todos deberiamos tener un lugar de retiro físico y espiritual... un lugar para descansar, desconectar, olvidar y relajarnos.

    Seguro que sabrás disfrutarlo. Un abrazo

    UT

    ResponderEliminar
  4. Stultifer. Pues si y más para mi el contraste tan grande con el sitio donde vivo, por eso es como algo nuevo. Es cierto que tenemos pendiente ese caje ;)

    Xim. Muchas gracias por esos cumplidos, vamos que me has animado a salir esta tarde a hacer fotos....jejeje

    Ut. Eso espero, o al menos cambiar de aire que eso y es mucho. Has leido lo de Xim? que lo mismo si quieres soy yo el que puedo fotografiarte a ti ;)... jejeje

    ResponderEliminar
  5. JL, que bien has captado el alma castellana con ese reportaje gráfico. Es bueno ir contracorriente e ir a un destino de vacaciones a descansar realmente y a cargar pilas ;-)
    Pásalo bien y disfruta que te lo has ganado .

    ResponderEliminar
  6. Oir a Machado a la par que ver tus fotos es un placer. Me has hecho recorrer los caminos y sentir las soledades.

    Un beso (castellano)

    ResponderEliminar
  7. Ya no paso de largo ni me río,
    ni tiemblo por amor, ni me desvelo,
    ni espero demasiado de los días
    que queman como el fuego.
    A veces, antes de dormirme pienso:
    me gustan los amigos, los rincones,
    la pólvora sin ruido y por las noches
    matar la soledad con un secreto.

    Feliz Día!!!

    Xim

    ResponderEliminar
  8. Cambiar ayuda a descansar, a olvidar, a relajarse. A menudo los que llegan de fuera captan el espíritu de los lugares mejor. Tu desde luego lo has conseguido con esta entrada en palabras y en imágenes.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  9. Ohhhhh, he recordado de Gloria Fuertes: "mi familia es un árbol de Castilla".

    A mí me caen bien las piedras; las rondan criaturas sin corazón o de sangre fría

    un abrazo

    ResponderEliminar